¿Te crees valiente? 10 inductores del miedo que no conocías

No es la primera vez que me inspiro en algún aspecto de la serie Arrow para escribir. Ya os hablé de qué era y cómo se hacía el veneno curare utilizado en esta serie, pero ahora os quiero hablar de otra sustancia que también ha hecho aparición: el vértigo. Concretamente, en un aspecto que aparece a mitad serie, que es inductor del miedo. Aunque esta sustancia como tal no existe (al menos en este universo) si que se han descubierto otras sustancias que pueden desempeñar un papel similar. Prometo que leer esta entrada no os causará (demasiado) estrés ni ansiedad.

fear3815

1.- Infrasonidos

Los infrasonidos, definidos como aquellos sonidos por debajo de 20 Hz sí que pueden llegar a percibirse (contrariamente a lo que se cree en la cultura popular). Uno de los principales motivos por los que puede dar miedo este rango sonidos es porque no se oyen tan claramente como los que tienen mayor frecuencia pero objetos como ventanas o puertas pueden vibrar, lo que provoca una sensación de descontrol. Otro motivo es que, tal y como se comprueba en un informe de la NASA, si las ondas resuenan a 18 Hz los globos oculares comienzan a vibrar, lo que puede llevar a ilusiones ópticas similares a las descritas por gente que veía fantasmas. Esta fue una de las conclusiones a las que se llegó en un estudio realizado por un «investigador de lo paranormal», Vic Tandy (podéis leer el estudio en la página del psicólogo Richard Wiseman, aquí). Por si fuera poco, también fue Richard Wiseman quien, junto con el físico acústico Richard Lord, realizó un experimento con infrasonidos. En éste tocaban un concierto con 4 piezas donde en algunas de ellas metían infrasonidos. Aunque la audiencia no sabía en qué piezas había infrasonidos, el 22% dijo sentir en esas piezas extrañas sensaciones como pena, escalofríos, nervios o miedo.

2.- Sudor

Por asqueroso que parezca, oler el sudor de una persona atemorizada también puede provocarte miedo. Un estudio llevado a cabo en 2011 demuestra que si se inhala sudor (con un pulverizador) producido por una persona aterrorizada aumenta el ritmo cardíaco y la actividad en la amígdala y el hipotálamo, partes del cerebro asociadas a las reacciones por el miedo. Se especula que podría deberse a la presencia de feromonas en el sudor que «comunican el terror». Los experimentos encargados de intentar detectar y aislar estas feromonas de alarma fueron realizados bajo el amparo del ejército americano (aquí el estudio). Por si todavía no teníais suficiente miedo.

3.- Olores nocivos

Seguimos con el tema del olor, esta vez el miedo viene de si olemos algo que es particularmente nocivo, especialmente en multitudes. El miedo y algunos síntomas de enfermedad como vomitar pueden correr como la pólvora cuando se aumentan con olores desagradables. Un ejemplo fue el meteorito que cayó en 2007 en Perú que esparció gas nocivo que olía como azufre. Cientos de personas se pusieron físicamente enfermas sólo por olerlo y, conforme el miedo se fue difundiendo, más gente enfermaba por el simple hecho de ver a gente enferma mientras había un olorcillo del gas. Y el ejército ya lleva años estudiando los efectos de amplificación del miedo de este tipo de bombas fétidas.

4.- Dopamina

Normalmente pensamos en la dopamina como el neurotransmisor de la felicidad, el que nos hace sentir bien después de comer o de tener sexo. Pero si cae en la parte equivocada de tu cerebro, hará que florezcan sentimientos de temor y terror. En experimentos con ratas, se ha descubierto que se pueden inducir respuestas de un miedo intenso si se libera la dopamina en las regiones posteriores del núcleo accumbens, una parte del cerebro asociada tanto con premios emocionales como con el temor.

5.- CRH

La hormona liberadora de hormona adrenocorticotropa o CRH, por sus siglas en inglés, es un neurotransmisor que actúa en receptores específicos en tu cerebro para crear lo que el investigador Michael Davis llama «una constelación de comportamientos que se parece muchísimo al miedo y la ansiedad». Por una respuesta en cascada, la liberación de esta hormona provoca un aumento de la producción de cortisol, la llamada hormona del estrés.

6.- ChR + lásers

Digamos que eres un supervillano que sabe de ciencia. Tu víctima ha caído en tus garras y quieres condicionarla a que tema los peluches de algodón de cachorritos porque así eres descarga tú, un genio cruel y terrorífico. Lo que harás será utilizar una técnica relativamente nueva llamada optogenética— la manipulación de genes con la luz — para condicionar el miedo a los peluches de cachorritos en tu víctima. Primero, necesitarás a alguna proteína de la familia de las chanelrodopsinas (ChR por sus siglas en inglés) que las puedes tomar de algún alga verde sensible a luz. Este tipo de proteínas, cuando se añaden a neuronas permitirán activarlas usando luz láser. Volvemos a tu plan de dominación mundial. Añade un poco de ChR a las neuronas del núcleo accumbens de tu víctima, actívalas con láser y fuerza a tu víctima a mirar fijamente a los cachorritos. Repetir varias veces. ¡Tu víctima está llena de sentimientos de terror! ¡Debe ser por los peluches de algodón y no por la proteína del alga verde y  el láser en su cerebro! Tu malvado plan ha sido realizado. De nada.

7.- FNDC

El factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC) es una proteína que puede ayudarte a lidiar con traumas y terrores, pero también puede consolidar recuerdos traumáticos. De hecho, se ha relacionado a esta proteína con los «flashbacks traumáticos», aquellos recuerdos intensísimos de eventos terroríficos que te dejan temblando de miedo una y otra vez. Entonces, si quieres usar FNDC para inducir miedo, lo que tendrías que hacer es dosificar a tus víctimas mientras haces que se caguen por la pata abajo. Está garantizado que te recordarán de una manera para nada agradable.

8.- Carbógeno

Si inhalas carbógeno, una mezcla de dióxido de carbono y oxígeno, queda garantizado que te quedarás aterrorizado. Esta sustancia engaña a tu cerebro haciéndole creer que te estás ahogando induciendo todas las ansiedades asociadas con el miedo de no poder respirar. El gas también puede dejarte alucinando, que es por lo que a algunos psicoterapeutas de los 60 les gustaba usarlo porque hacía que se «abrieran» (en el sentido de sincerarse). Desafortunadamente, por cada persona que tuvo un increíble viaje, hubo otra a la que se le heló la sangre pensando que estaba muriendo.

9.- L-DOPA

También conocida como L-3,4 dihidroxifenilalanina o levodopa es un compuesto químico popular entre los culturistas (puede actuar como las anfetaminas) y también usado para el tratamiento del alzhéimer tiene un lado oscuro puesto que algunos de los efectos secundarios son ansiedad intensa asociada normalmente con pesadillas vívidas.

10.- Yohimbina

Usada normalmente como tratamiento contra la disfunción eréctil y con efectos afrodisíacos, esta sustancia también puede ser tu peor pesadilla. Como podemos leer aquí:

 Alucinaciones o parálisis pueden ocurrir con dosis superiores a 40 mg. Dosis más altas de yohimbina oral pueden crear numerosos efectos secundarios, tales como taquicardia, sobreestimulación, presión arterial anómala, sudoración fría, e insomnio. En raros casos han ocurrido ataques de pánico, alucinaciones, cefaleas, mareos, y enrojecimiento de la piel.


66dc3ce3e7133a8df0b318f445efc014Como hemos visto, muchas de las sustancias en la lista tienen su lado bueno y su lado muy malo, como pasaba con el ya mencionado curare. Recuerda, un simple cambio de frecuencia, de dosis o de zona de aplicación puede hacer que algo beneficioso te marque de por vida… y no en el buen sentido.


¡Y no te olvides de seguir a Scire Science en Twitter y Facebook!

Anuncios

Acerca de ResisZienzia

Aquí os explico un poco más sobre mí... https://scirescience.wordpress.com/2014/05/31/sobre-el-autor/ Pd: para "navegar" entre entradas, a la derecha en el principio de la página tenéis las distintas categorías.
Esta entrada fue publicada en Armas y venenos, Ciencias Naturales, Curiosidades, Una pena que... y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Alguna duda? ¿Quieres matizar? No dudes, pues, en comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s