Creatividad, productividad y matemáticas

En una época caracterizada sobre todo por la abundancia (a veces excesiva) de información, las ideas son una de las cosas más valiosas que hay. Y los flujos de ideas, por tanto, son poder en estado puro que mejorándolos podrían mejorar a las propias personas, a empresas o a sociedades enteras. Y eso ha sido lo que han demostrado Alex «Sandy» Pentland y su equipo con unos experimentos de campo, y como no, las matemáticas también tienen algo que ver.

En el caso de las empresas, se encontró que cuanta más circulación había de ideas, más creatividad y productividad se observaba en la empresa. Y para medir esta circulación de ideas hay dos instrumentos matemáticos:

  • La conectividad, definida como la proporción de intercambios interpersonales que pueden llegar a producirse de forma regular dentro de un grupo de trabajo. Se observó que cuando aumentaba la conectividad, la producción de la empresa aumentaba notablemente sin importar tanto la cantidad de trabajo que efectuasen los miembros o su personalidad.
  • La exploración, el índice matemático que mide el grado en que los individuos traen ideas nuevas del exterior, mejorándose así la creatividad del colectivo.

¿Cuánto y cómo interactúas?

Para medir ambos parámetros, en cada empresa en la que hicieron experimentos, el equipo de Pentland repartió a los empleados unas placas identificativas sociométricas, unos dispositivos electrónicos que registraban las relaciones interpersonales. Sólo con este hecho, tras mostrarle los resultados a los empleados las mejoraron.

Captura de pantalla 2014-06-20 19.24.46

El tamaño de los nodos indica el grado con el que ese individuo interactua con el grupo, mientras que el groso de una línea entre dos nodos indica el grado de comunicación entre esos dos individuos concretos.

Pero a efectos prácticos…¿esto tuvo resultado? Pues sí. En la mayoría de centros de atención al cliente se programan las pausas para el café de manera que solo falte en cada descanso un empleado. Tras ver estos resultados, convencieron al director del Bank of America para que programara los descansos todos a la misma hora. Con este simple gesto aumentó la productividad en 15 millones de dólares ese año.

Algo similar ocurrió en un banco alemán en el que no conseguían triunfar con los productos nuevos y no encontraban el fallo. Analizando el flujo de ideas se toparon con un hecho curioso: había intercambio de ideas, sí, y bastante regular pero vía e-mail. Este hecho se daba más que nada porque los encargados del servicio de clientes estaban en una planta distinta a la que estaban los publicitarios. Mejorando el cara a cara, la interacción sin electrónica de por medio, el problema de este banco se solucionó.

Pero la interacción cara a cara no es una panacea que pueda solucionar todos los problemas, se tiene que dar también la exploración. Así, financieros de eToro estaban en constante contacto interpersonal, y cara a cara, pero no obtenían ideas nuevas del exterior. Entraron en bucle en el que solo se hacía que “digerir” las mismas ideas una y otra vez.

Incentivando, mejorando

salud_laboral_incentivos¿Y cómo motivar a estos financieros para traer ideas de fueras constantemente? Junto con el Dr. Yaniv Altshuler, una idea que tuvo mucho éxito fue la de los incentivos. En una prueba realizada sobre 2.7 millones de pequeños inversores individuales se entregaron a diversos agentes cupones descuentos si mejoraban esta capacidad. Así, aunque este incentivo se realizó sobre una pequeña proporción del total, la rentabilidad de todos los agentes mejoro en más del 6%.

Y con este método de los incentivos, de recompensas, se ha podido solucionar también otro de los grandes problemas de muchos colectivos: la tragedia de los bienes comunes. Esta consiste en una situación en la que el colectivo pierde uno o varios bienes comunes pero actuando cada individuo por interés personal y racionalmente. Cuando nadie hace nada porque el perjuicio en cada individuo es tan pequeño que no vale la pena luchar contra el problema. Un ejemplo típico es el de los medicamentos, en el que ciertas personas dejan de tomar medicamentos que necesitan encareciendo el precio total del seguro.

Para este problema se ha demostrado que reforzar la 20120124011214-dialogo-socialrelación entre las personas podría reducir tales situaciones a un mínimo. En vez de dar incentivos (o castigos) a los infractores, se les da a las personas más cercanas a los infractores, para que los convenzan de no caer en la tragedia de los bienes comunes. Este método bien aplicado resulta hasta cuatro veces más eficaz que los métodos tradicionales.


Y si algo se le da bien a las matemáticas es generalizar. Aunque estos experimentos se han llevado mayormente en empresas, ya hay similares en sociedades más amplias como pueblos y hasta podría extrapolarse a gobiernos. Por estos medios de conseguir más y mejor información pueden llegar a predecirse parámetros como la producción en ciudades, la esperanza de vida, la tasa de criminalidad o la mortalidad infantil.

Como nos dice el propio investigador en el número de Enero de la revista Investigación y Ciencia:

Las zonas donde no circula la información se comportan como un verdadero gueto físico; en cambio, los distritos relacionados entre sí y conectados a comunidades próximas tienden a desarrollar bienestar y prosperidad.

Para saber más:

Society's nervous system: Building effective government, energy and public health systems. A. Pentland en Computer, vol. 45, n.º 1,págs. 31-38, enero de 2012.
Personal data: The emergence of a new asset class. World Economic Forum, enero de 2012. www.weforum.org/reports/personal-data-emergence-new-asset-class
The new science of building great teams. Alex «Sandy» Pentland en Harvard Bussiness review, abril de 2012.

¡Y no te olvides de seguir a Scire Science en Facebook y Twitter!

PD: Esta entrada participa en la Edición 5.5: Ronald Fisher del Carnaval de Matemáticas, cuyo anfitrión es PiMedios.

Anuncios

Acerca de ResisZienzia

Aquí os explico un poco más sobre mí... https://scirescience.wordpress.com/2014/05/31/sobre-el-autor/ Pd: para "navegar" entre entradas, a la derecha en el principio de la página tenéis las distintas categorías.
Esta entrada fue publicada en Ciencias Naturales, Matemáticas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Creatividad, productividad y matemáticas

  1. Pingback: Resumen de la Edición 5.5 Ronald Fisher | pimedios

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Pingback: Creatividad, productividad y matemáticas | Blog Wodpress Design

  4. Pingback: Creatividad, productividad y matemáticas

  5. Pingback: Creatividad, productividad y matemáticas

¿Alguna duda? ¿Quieres matizar? No dudes, pues, en comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s