La intuición en el punto de mira de la ciencia

Que sí, créeme es una corazonada. 66556_intuicion

¡Sabía que iba a pasar, era como un sexto sentido!

No es raro encontrarse en el día a día con expresiones como estas. Pero, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Existe la intuición? Primero que todo, en muchos casos se trata de un sesgo cognitivo, esto es, solo vemos una parte de la realidad, lo que queremos ver. Por ejemplo, cuando sueñas algo y luego pasa, hay gente que cree que tiene algún tipo de don pero… ¿y comparado con la cantidad de sueños que ha tenido y no han pasado? Pero como eso no “llama la atención” al cerebro, lo descarta, acordándonos más de los éxitos que de los fracasos.

En el tema de los sueños, el psicólogo Henry Murray hizo una investigación clásica. El hijo de Charles Lindbergh había sido secuestrado, y Murray invitó a todos los que hubieran tenido sueños acerca del paradero del niño, más de 1.300 personas. Cuando se encontró el cuerpo del pequeño enterrado en un bosque, salieron a la luz las cifras: solo un 5% de los presentimientos anunciaban que estaría muerto, y que estaba enterrado en un lugar similar a un bosque, 4 de los 1.300.

Y con el horóscopo y la astrología pasa exactamente lo mismo. De hecho, en un experimento Roger B. Culver evaluó más de 3.000 predicciones hechas por astrológos, constatando que sólo acertaron 338 de los hechos, lo que supone un 11.27% del total. No hacemos más que convertir casualidad en causalidad.

¿Sentido arácnido?

spidersense

Según algunas investigaciones, el cerebro humano aún conserva su instintiva capacidad para detectar las señales amenazantes del entorno, algo que les permitió sobrevivir a nuestros antecesores ahí fuera.

Una de las investigaciones la dirigió el psicólogo de Washington Joshua Brown, en la que reunió a varios jóvenes frente a ordenadores donde veían bolas azules y blancas y le tenían que dar a un botón cuando las bolas se transformaran en flechas. Pero de vez en cuando, aparecía de repente una flecha: en ese momento los sujetos debían darle a la flecha opuesta a la que salía en pantalla. La idea básica era provocar un “conflicto mental”, ya que en esos casos la velocidad de reacción disminuía. Lo que no sabían, es que cuando salían bolas azules había más probabilidad de que salieran estas flechas… al menos no lo sabían conscientemente, ya que tras un período de adaptación los errores empezaron a disminuir y la velocidad de reacción a aumentar.CCA-en-cerebro

Mientras estaban haciendo esto, los encargados de la investigación monitorizaban sus cerebros con escáneres de resonancia magnética. Así comprobaron que la aparición de las flechas sorpresa disparaba la actividad de la corteza cingulada anterior, donde confluyen las emociones y la razón y que detecta el engaño y nos insta a cambiar inmediatamente de comportamiento. La activación injustificada de este mecanismo podría explicar por qué las personas con trastorno obsesivo-compulsivo ven peligros donde no existen.

La corteza de los patrones

En una investigación similar de hace una década dirigida por Scott Huettel, Beau Mack y Gregory McCarthy pidieron a 16 voluntarios que presionaran un botón cuando vieran una forma geométrica concreta en un ordenador (generada aleatoriamente). Cuando estas formas cambiaban tras alguna repitición, aumentaba el tiempo de reacción. En esos momentos, el área prefontal y las regiones subcorticales de sus cerebros buscaban desesperadamente pautas para actuar, patrones que seguir.

Este hallazgo sugería que la corteza prefrontal está siempre procesando información del entorno con el fin de prepararnos hacia un suceso imprevisto. Como he comentado antes, esto era esencial en nuestro antecesores porque oír una rama romperse o algún sonido similar y no darse cuente podía marcar la diferencia entre la vida y la muerte.


Nostradamus-frameDe todas maneras, el problema de este tipo de campos es que es muy fácil meter pseudociencia de por medio o simplemente sesgos cognitivos. Os dejo con una frase del famoso “profeta” Nostradamus:

Mis profecías no se pueden entender realmente hasta que se interpreten después del acontecimiento y según este.

Así, como dice Luis Muiño en el número 392 de la revista Muy Interesante, ocurra lo que ocurra, su instinto y clarividencia quedarán confirmados.

¡Y no te olvides de seguir a Scire Science en Facebook y Twitter!

Anuncios

Acerca de ResisZienzia

Aquí os explico un poco más sobre mí... https://scirescience.wordpress.com/2014/05/31/sobre-el-autor/ Pd: para "navegar" entre entradas, a la derecha en el principio de la página tenéis las distintas categorías.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La intuición en el punto de mira de la ciencia

  1. Pingback: El mejor de los peores: el gas mostaza | Scire Science

  2. Pingback: La intuición en el punto de mira de la ciencia

¿Alguna duda? ¿Quieres matizar? No dudes, pues, en comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s